Disfunción Eréctil

¿De qué se trata  la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil o comúnmente conocida como “impotencia sexual” es una de las disfunciones sexuales que más afecta a las personas con pene. 

¡No te asustes! 

Lo que parece una tragedia individual, es más habitual de lo que parece. 

No hay una edad específica para tener problemas de disfunción eréctil, a cualquier edad se puede presentar. 

Las causas pueden ser varias, desde las físicas como primer motivo, hasta las psicológicas que son en su mayoría. 

En la primera sesión ahondaremos en tu situación, para definir las causas de tu “problema” de y de acuerdo a ello definimos el plan de trabajo, de lo contrario te sugeriré ver a otro especialista-urólogo/a. 

El acompañamiento mediante la asesoría o “terapia” sexual es totalmente recomendable por su efectividad ante los problemas de erección. 

Consiste en trabajar desde el primer día en vincular, cuerpo y pensamientos. 

Las personas con quienes he tenido la oportunidad de trabajar se han recuperado de manera satisfactoria, con nuevos aprendizajes y mejor rendimiento en su sexualidad. 

Duración de las sesiones: 50 minutos.

  • Ten en cuenta que en la evaluación inicial puedo sugerir ver el tema con un medico especializado en urología u otro especialista.

¿Por qué?

En mi recorrido brindando asesorías sexológicas, entendí lo importante que es para ti superar estos desafíos y alcanzar una vida sexual saludable. Es por eso que me forme en un programa especializado, diseñado específicamente para brindarte las herramientas y técnicas necesarias para superar la disfunción eréctil y lograr un control eyaculatorio adecuado.   

El programa tiene una duración de tres meses y medio con una sesión semanal para  un total de catorce sesiones,. Durante este tiempo, te guiaré de manera individualizada y personalizada, trabajando en conjunto para identificar las causas subyacentes de tus problemas y proporcionándote estrategias efectivas para superarlos.  

Es para ti si…

  • Estás teniendo dificultades con tu erección 
  • Eyaculas muy rápido o te tardas mucho 
  • Está afectando tu autoestima 
  • Está afectando tu relación 
  • No sabes con quién hablar sobre este tema 
  • Tienes miedo o vergüenza